La realidad del Barcelona es cada vez más complicada. El DT Ronald Koeman no le encuentra la vuelta, están casi eliminados de la champions tras perder 4 a 1 con el PSG de local y en la liga local tampoco pueden encontrar los resultados, ni siquiera en un partido en el que estaban en ventaja a menos de 5 minutos del final.

Es que en el encuentro frente a Cádiz, el blaugrana se imponía 1 a 0 y sumaba 3 puntos importantes para su realidad actual, pero sobre el final el francés Clement Lenglet cometió un torpe penal al darle una patada involuntaria a uno de los jugadores rivales, lo que significó el 1 a 1 desde los 12 pasos.

Si bien el Barcelona en el torneo local venía cosechando varias victorias consecutivas, está muy lejos del puntero (Atlético Madrid) y sobre todo lejos desde el juego. Pero, una victoria hubiera significado una buena inyección anímica en este momento, tras la goleada recibida ante el PSG, por eso, no sorprendió ver al autor del penal tan afligido. En el video se aprecia que los hinchas se acercan y el se tapa la cara para ocultar un poco su decepción, y luego se excusa y avanza con su auto.