TEMAS DE HOY:

|

El conmovedor relato de Maravilla Martínez sobre su vida en la cárcel: "Vi como mataban gente"

El delantero de Racing, autor del gol en el clásico de Avellaneda, recordó y reveló detalles íntimos sobre su dura historia en la cárcel.

Miércoles, 28 de febrero de 2024 a las 09 32,

Por Bianca Pirone

Miércoles, 28 de febrero de 2024 a las 09 32,

Racing golpeó fuerte en Avellaneda y venció 1-0 a Independiente en el clásico gracias al gol de Adrián Martínez, un jugador que tiene una historia de vida muy particular y que durante el último mercado de pases estuvo a punto de llegar al Rojo. El delantero que arribó a la Academia luego de quedar libre de Instituto de Córdoba es el máximo goleador del equipo con seis goles y una asistencia en solo siete partidos disputados en la Copa de la Liga Profesional.

Detrás de su gran presente futbolístico y el clamor de los hinchas de Racing, Maravilla Martínez arrastra una dura historia de vida ligada a tragedias familiares y días en prisión por un delito que no cometió. 

"Llegué a tener miedo por mi vida. La verdad que sí. Tuve dos o tres situaciones muy difíciles. Estuve a punto de ser apuñalado, no llegaron por poco..."contó el jugador sobre su estadía en el penal de Campana durante el 2014.

Nacido en 1992 en la ciudad de Campana, Adrián Martínez sintió el verdadero infierno en prisión cuando ingresó en el 2014, acusado de de vengar la muerte de su hermano, asesinado de tres balazos en el pecho en un episodio que no fue esclarecido.  Si bien se había apuntado a Maravilla, tiempo después se comprobó su inocencia: habían sido los vecinos quienes incendiaron la casa del agresor. Y eso le permitió recuperar la libertad después de seis meses eternos.

"Algunos días estuve en buzones, que es como un bañito, de dos por dos, donde te levantás, dormis, hacés todo ahí. No te podés mover de ese cuadradito. Sólo entra algo de luz por una ventanita con rejas que tenés atrás. De ahí no salía, únicamente cuando tenés visita los viernes. Estuve metido ahi hasta que me dieron un piso", narró y luego contó como era su día a día en prisión: "A las 7 de a mañana se abrían los candados. Tenías que despertarte porque, si no, te robaban. Te pescaban las cosas por atrás. Se armaban como cañas con algo en la punta que te enganchaba las cosas. Y te las sacaban por un agujero. Y bueno, tenés que estar siempre atento"

“Estuve aproximadamente siete meses en la cárcel. Por más que seas MikeTyson, entran de a 20 y te roban todo. Cada semana esperaba que cayera la causa y seguía ahí adentro siendo inocente. Uno no pierde la esperanza, pero se hacía complicado”, sostuvo.

"Vi cómo se mataba gente. Porque ahí se matan como nada. Se cagan a puñaladas. Vi morir a uno: lo agarraron de las patas y se lo llevaron. Es así. Lamentablemente es parte de la cárcel. Es vivirlo día a día. A veces agarran a dos, apuñalan a uno porque habló mal y el de al lado se salva. Hay gente que está todo el día empastillada, que no tiene nada que perder. Gente perdida", reveló Maravilla sobre su difícil estadía en la prisión. "A mí, después, se me dio otra realidad. Ahora le puedo pasa bien. Dios me puso gente que me ha ayudado. Pero nadie me saca los momentos que viví ahí", sumó.

Además, sobre su deseo de volver al fútbol profesional, Martínez comentó la promesa que hizo en ese momento: "Yo le prometí a Dios que iba a jugar a la pelota. Y se me dio la posibilidad de empezar a jugar en Defensores Unidos de Zárate. Antes de entrar ala cárcel había jugado en el club Las Acacias, donde mi mamá era la presidenta y, con mi viejo, vendían choripanes o hacían rifas. Yo trabajaba como albañil. A los 18 años estuve tres meses a prueba en una cervecería y después empecé a trabajar en la recolección de residuos. Ahí estuve hasta los 22 años, antes de ir preso"

Las más leídas

Las más leídas

Las más leídas

Últimas noticias