Año tras año el avance de la mujer en el deporte es cada vez mayor, y afortundamente eso va abriendo puertas. Lo vimos acá con la profesionalización del fútbol femenino y se ve también en el resto del mundo. Cada hito que se alcanza, es un paso más hacia la inclusión total. En este caso, la historia se escribió en la NBA: una mujer fue entrenadora del primer equipo.

Se trata de Becky Hammon quien estuvo al frente de Los Spurs (derrota 121 a 107 ante los Lakers) en lugar de Gregg Popovich, quien fue expulsado durante el partido. Como Hammon es la entrenadora auxiliar tuvo que tomar su lugar y por primera vez en la historia, una mujer estuvo al frente de un equipo en la NBA.

Obviamente, un hecho histórico de esta magnitud no pasó desapercibido y los periodistas preguntaron a Hammon sobre esto, pero prefirió la cautela: “Honestamente, en ese momento solo intentaba ganar el partido. Digo esto mucho, pero trato de no pensar mucho en el panorama general o en el enorme aspecto de esto porque puede ser abrumador”. 

Además, contó que la decisión de que esté al frente del equipo la tomó el mismo Popovich, cuando fue expulsado: "Me señaló a mí y eso fue todo", comentó. “Esto fue una situación de aprendizaje para todos nosotros, pero me gustaría haber terminado el partido con una victoria para nuestros jugadores”, analizó.

Hammon con Ginóbili hace años atrás
Hammon con Ginóbili hace años atrás
Tampoco pasó desapercidibo para el resto del mundo de la NBA el histórico hecho de que una mujer sea primera entrenadora y se ganó los elogios de LeBron James, la gran estrella del equipo rival: “Ella tuvo hoy que hacerse cargo, mostrar su trabajo, mostrar su talento y mostrar su amor por este deporte”