Tuvieron que pasar 55 años, más precisamente desde Lima 1966, para que Argentina vuelva a ser campeón en un sudamericano de natación. En total, se cosecharon 10 medallas de oro, 16 plateadas y 3 de bronce, siendo Delfina Pignatiello una de las destacadas con 2 medallas doradas.

La nadadora oriunda de San Isidro coronó su gran actuación ayer al imponerse en los 400 metros libres. Pignatiello ya había alcanzado la presea de oro en el primer día de competencia en los 800 metros libres.

También tuvieron destacadas actuaciones Federico Ludueña (200 mariposa), Virginia Bardach (200 mariposa), y el 4 x 100 en el que participaron Agustín Hernández, Julia Sebastián, Macarena Ceballos y Guido Buscaglia. Todos ellos se colgaron la medalla de plata.

Una gran noticia de cara a todo lo que se viene, y siempre es importante destacar que el deporte argentino evoluciona constantemente y se dan apariciones de grandes atletas en todas las disciplinas. ¡A seguir así!