El presidente Alberto Fernández expresó esta tarde su repudio por el acto vandálico que derribó una estatua de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en Río Gallegos.

"Hoy fue derribada y vandalizada en Río Gallegos una estatua montada en homenaje a @CFKArgentina, dos veces Presidenta de la Nación y actual Vicepresidenta", señaló el jefe de Estado en un hilo de Twitter.

En el contexto de las internas en el Frente de Todos y el silencio entre el primer mandatario y su vice, Alberto Fernández tomó partido para rechazar el accionar.

"Ella se ha ganado legítimamente un lugar en nuestra historia y en nuestro presente. Respetar las instituciones y la convivencia en la diversidad ideológica son una exigencia que nuestra democracia nos impone", resaltó el jefe de Estado.

"La información que llega también da cuenta que actos vandálicos similares padecieron allí estatuas de Néstor Kirchner y Fernando de la Rúa. Repudio la violencia de los cultores del odio que son capaces de hacer semejante daño a la paz social", añadió.

Días atrás, el Presidente también había cuestionado la aparición de afiches contra la vicepresidenta en la Ciudad de Buenos Aires. 

"Cómo dije ayer, muchos se empeñan en dividirnos y recurren a las mayores bajezas. Lamento el daño que causan a personas de bien. Sepan que viéndolos actuar, solo me comprometen más con la unidad del Frente de Todos", publicó en su cuenta de la red social Twitter.

Tweet de Alberto Fernández