El escritor y analista político Jorge Asís vaticinó en la última columna publicada en su sitio web que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner será candidata presidencial por el oficialismo en 2023.

Asís señaló que "la Agencia", en referencia a la agrupación kirchnerista La Cámpora, "es relativamente juvenil y cuenta con un solo candidato fuerte. Es La Doctora", forma habitual del escritor para remitirse a la expresidenta.

Según Asís, Fernández de Kirchner "cabalga sobre el jubileo del populismo que en América Latina amaga con el tango 'Por la vuelta'. Perú, Bolivia, Chile. Y si los brasileños no alcanzan a valorar a João Doria, en 2022 Lula triunfa en Brasil". "Entonces -dijo Asís- va a costar que La Doctora no sea candidata en 2023. Con Lula de 77 años y con Biden, El Abuelo Dulce, en Estados Unidos, con 80".

A continuación, la nota publicada en el sitio de Asís con el título: "El enemigo está adentro, el adversario está afuera".

Otálora y El Meme

Paralizados en virtud de un espejismo.

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional es una ilusoria muestra de onanismo colectivo.

Mantiene entrampada a la sociedad desde hace tres años.

Mientras tanto, los profesionales se desgastan recíprocamente en un torneo monótono de culpas.

Entre defensores del Tercer Gobierno Radical, que presidió Mauricio Macri, El Ángel Exterminador.

Y el hereditario Gobierno de La Doctora, que preside Alberto Fernández, Otálora.

Es quien no resuelve el dilema y se limita, con su ministro Guzmán, El Meme, a la franela interminable.

Al extremo de sospecharse, con fundamentos sólidos, que es una sucesión de actings donde nadie quiere acordar nada.

Ni acuerdo ni default. Pedal

"No existe ningún acuerdo serio ni light. Pero tampoco se va a llegar al default«.

Se aguarda la salvación del "stand still«. O «quedarse quieto».

Hacer la plancha en el freezer, y continuar la faena sensual del mono mientras todo se deteriora más.

Argentina no puede ajustar una tuerca. Suficiente con el ajuste natural de la inflación.

Si se ajusta dos puntos del déficit el destino de chicana no es Venezuela. Es Haití.

Pero con 300 mil millones fuera de circulación. Con decenas de miles de argentinos dispuestos a hacer corro en Qatar.

Lo previsible, con acuerdo o lo más probable sin, es que la versión patológica del peronismo va a perder las elecciones.

El enemigo está adentro, el adversario está afuera. En 15 meses, la sociedad paralizada se entrega a otra contienda electoral.

Se acepta que el TGR se estrelló en las PASO de agosto de 2019.

Sobran motivos para advertir que el opaco gobierno de La Doctora y Alberto se estrella en agosto de 2023.

Ante semejante certeza, mejor continuar con las idas y venidas del Meme.

El llamado a la ronda de consultas inútiles con opositores que se cancelan en el último minuto.

A consumir centímetros de columnas y segundos televisivos y radiales en acentuar la falta del "plan sólido y sustentable".

Pero Alberto mantiene legitimado su pretexto. Los comunicadores fáciles se postulan para absolver.

No hay acuerdo por "culpa de La Doctora, que es quien manda".

Con admirable perversidad, el presidente tiene reservado el rol de víctima.

Es abnegado y quiere cumplir, pero La Doctora representa el dique de contención popular a las intenciones pragmáticas.

Se justifica la incapacidad para encarar negociaciones reales. Se reconoce la habilidad para permitir el paso del tiempo.

Con los desplazamientos hacia Washington y el lanzamiento de fuegos artificiales hacia Rusia y China.

Las migas de la panera

"El enemigo está adentro, el adversario está afuera".

Título desechado para la última novela, en gestación, del titular del Portal.

Los enemigos se concentran en el interior de ambas coaliciones Juntos y Todos.

Enemigos que conviven mientras estudian las alternativas para enfrentar a los adversarios.

Pero lo apasionante de la cuestión debe resolverse dentro.

Mientras el acuerdo con el Fondo sea hablar del acuerdo con el Fondo. Una de las tres rocas que se arrastran.

Por la astucia para pedalear, Alberto plantea entre la nada el delirio de reelegirse.

Aunque no haya resuelto un solo problema y mantenga asegurado el escudo de la culpabilidad.

El gobierno es desastroso por las intromisiones de La Doctora, que supo equivocarse desde la gloria de un tuit.

Pero La Doctora tampoco tuvo continuidad en el acierto de elegir a Axel Kicillof, El Gótico.

Aspiraba a ser elegido en 2023. Pero hoy El Gótico hace méritos para mantenerse en Buenos Aires y marcar límites al Meme.

El enemigo está adentro, el adversario está afuera. Tampoco La Doctora acepta que apuntó mal con La (Agencia de Colocaciones) Cámpora.

Organización de circuito cerrado conducida por precipitados cuarentones que se comen hasta "las migas de la panera».

Como decía el legendario Lorenzo Miguel, sobre alguien que no viene al caso.

La Agencia es relativamente juvenil y cuenta con un solo candidato fuerte. Es La Doctora.

Cabalga sobre el jubileo del populismo que en América Latina amaga con el tango "Por la vuelta".

Perú, Bolivia, Chile. Y si los brasileños no alcanzan a valorar a João Doria, en 2022 Lula triunfa en Brasil.

Entonces va a costar que La Doctora no sea candidata en 2023.

Con Lula de 77 años y con Biden, El Abuelo Dulce, en Estados Unidos, con 80.

El veto. Atributos

La Doctora tiene un veto en Estados Unidos. Cucarda que no tiene Lula.

Precisamente el veto incierto, en un contexto distinto, puede resultar redituable.

Cuando el Departamento de Estado, pese al fervor de los geopolíticos de rebaño, es tan adicto a las chingadas memorables.

La huida de Afganistán. El manejo autoritario e inconsulto de la OTAN en Ucrania.

O la fragilidad del sistema democrático que padeció el asalto de las bandas que conservan un poder demencial.

Y se referencian en la brutalidad de Donald Trump, The Fire Dog.

El enemigo está adentro, el adversario está afuera. Pero desde la Agencia se registran esbozos de dejar fluir también a De Pedro, El Wado.

Es el ministro presentable que cayó en desgracia con el circulito que domina el jardín de Olivos.

No resuelven una pero conservan la capacidad de obstrucción.

Con desbordes orales en un auditorio colmado de diputados. Donde el gran lenguaraz dijo:

"Wado, un ex ministro, hoy es una planta".

Primero la obstrucción fue para El Wado. Pero de inmediato fue para el Premier Jorge Manzur, El Menemcito.

Abandonó Tucumán para rescatar a su amigo Alberto cuando estaba en el fondo del pozo, y por indicación de La Doctora.

En vez de optar por el reconocimiento prefirió el boicot. Anularlo como si fuera el enemigo interior. Y cancelarlo.

Manzur representa una oferta peronista opuesta a la mercadería peronista que propone La Doctora.

Es pro occidental, con agenda propia. Con influencia en el peronismo de cochería de los sindicatos, entre las minigobernaciones y gobernaciones.

Comparte Manzur parte de su producto ideológico con Sergio Massa, el Conductor del Frente Renovador.

Cuando mejor se prepara para ser el presidente ejemplar, más se aleja Massa del mérito de conseguirlo.

Se ponderan los atributos de Massa, pero arrastra el karma de la falta de credibilidad.

El pecado de combinar, en simultáneo, la inteligencia con la astucia.

Es el tercer candidato que respalda la Agencia. En este orden. Doctora, Massa, Wado.

Pero la coalición Todos contiene también a alguien que prepara la revancha.

Es el ideal para un periodo sobrecargado de rencores.

Es Daniel Scioli, el Líder de la Línea Aire y Sol. El único que pudo crecer desde la diplomacia, con fe y esperanzas.

El enemigo está adentro, el adversario está afuera. Y abrazó a Bolsonaro, Lula, Fernando Henrique. Distribuyó juego entre empresarios de todos los rubros.

Final con exterminaciones

Al cierre se consigna que por la vigencia del Ángel Exterminador se exterminó a demasiados compañeros de ruta.

Algunos se reciclan, después de varios años. Como Ricardo López Murphy, El Gato Bulldog.

O se reciclaron muy pronto. Emilio Monzó, El Diseñador, y Octavio Frigerio, El Tapirito.

Otros exterminados no asoman con ningún sesgo de recuperación.

Francisco De Narváez, El Caudillo Popular; Gabriela Michetti, La Novicia Rebelde; Marcos Peña, El Pibe de Oro.

La exterminada reciente es la señora María Eugenia Vidal, La Desangelada.

La descuidaron para entregarla envuelta en papel ilustración y con un moño rojo.

Si La Chica de Flores de Girondo no reacciona pronto puede convertirse en una conjugación injusta del verbo ser.

Tercera persona del singular del pretérito indefinido.

Durante la hegemonía del Ángel, resiste uno, aún fuerte, para exterminarlo. Habrá que darle un poco de tiempo.

Es calvo. Atiende 24 por 24 el Maxi Kiosco del Artificio Autónomo.

Lo apodan, sin mala fe, Geniol.