La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), confirmó este miércoles que ya decomisó más de mil toneladas de soja y maí,z en diversos operativos de fiscalización de comercio de granos, a lo largo y a lo ancho del territorio bonaerense por intentos de evasión impositiva.  

Cristian Girard, director ejecutivo de ARBA, remarcó: "Este es un contexto extraordinario, postpandemia y con precios de guerra. Hay inflación, lo que es un problema para las familias a las que les cuesta llegar a fin de mes. En ese marco, intensificamos los controles para detectar evasión"

El organismo fiscalizador, lleva adelante controles en 16 rutas estratégicas, en el marco de la cosecha gruesa, durante la cual hasta ahora interdictó (retuvo la mercadería en custodia) unas mil toneladas de cereal por un total de 150 millones de pesos. 

Tweet de Cristian Girard

Girard destacó que los controles en la comercialización de granos se dan sobre camiones de carga: "Fiscalizamos que tengan la documentación de respaldo de la producción cosechada". 

En este sentido señaló que "se secuestra la mercadería hasta que aparece el dueño, paga la multa y los impuestos correspondientes, que son el 20% del valor de los cereales". 

El funcionario recalcó que hacen foco en los grandes evasores del sector agropecuario: "Se trata de un sector en el que hay mucha concentración económica. Nosotros ponemos el foco en detectar evasión en los grandes contribuyentes. El año pasado, recuperamos $2.000 millones de evasión y eso se pudo volcar a la sociedad en obras, en infraestructura, en salud, en educación y en seguridad"