La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, explicó ayer, tras el anuncio realizado por el presidente Alberto Fernández, cómo funcionará el reintegro del 15% sobre el IVA, para jubilados, pensionados y beneficiarios de AUH y AUE. 

El reintegro será sólo para aquellos jubilados y pensionados que perciban la mínima, que actualmente es de $14.067,93 y que en marzo, con el incremento del 13%, se ubicará en $15.891. Los reintegros correrán sólo para los consumos realizados con tarjeta de débito y tendrá un monto máximo de devolución de $700. 

Otro de los requisitos es que la compra deberá ser realizada con la tarjeta de débito vinculada a la cuenta en la cual se cobra el haber o la asignación.

En la conferencia de prensa que brindó ayer, Marcó del Pont señaló que “la medida representa un impulso adicional a la demanda de los sectores más castigados por las políticas del gobierno anterior”. Por otro lado aseguró que el reintegro podrá representar hasta un ingreso potencial del 4,4% de sus haberes, que podrán destinar para otros consumos. 

“Sabemos que el uso de la tarjeta de débito entre jubilados, pensionados y titulares de la AUH es limitado, por eso, para garantizar el impacto de la medida es necesario trabajar junto con el Banco Central, las entidades financieras y otros organismos del Estado para garantizar que los comercios de cercanías se formalicen e incorporen medios de pago electrónico”, apuntó Marcó del Pont.