El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, es uno de los referentes más importantes oposición. Desde la salida de Mauricio Macri de la presidencia, tras su dura derrota, la carrera por la próxima candidatura opositora al peronismo comenzó a hacerse notar. 

Larreta se muestra cauto, mantiene buena relación con el gobierno nacional, y es el dirigente con mejor imagen de la oposición, con su estilo racional. Al día de hoy es un candidato cantado, ya que los altos niveles de rechazo que genera el ex presidente, lo dejan por ahora, por fuera de la carrera. 

En esa línea, es que Larreta está armando su equipo, para llegar con las mejores chances a 2023. Y su reciente incorporación sorprendió a más de uno: el ex jefe de Gabinete, Marcos Peña

La relación de Larreta con Peña, no era de las mejores durante la gestión macrista. Peña era uno de los "duros", y pocas veces las decisiones importantes eran consultadas con el tándem Larreta-Vidal, a pesar de formar parte de la llamada "mesa chica" del ex mandatario. 

Ahora, Larreta convocó a Peña y le dio aviso que lo quiere cerca de su proyecto presidencial. La respuesta del ex funcionario fue rápida, y ya es un hecho que Marcos Peña asesora al jefe de gobierno. Por el momento se trata de una asesoría ad honorem y externa. 

El dato es que Peña será un puente entre Larreta y Macri, que a pesar de sus escasas chances electorales aún tiene un peso importante dentro del armado de Juntos por el Cambio. Y de esta manera se despejan las dudas acerca de una posible ruptura dentro del espacio opositor.