"Bartolito", como era reconocido en su ambiente, era descendiente y homónimo del fundador del diario. Representaba al 40 por ciento de La Nación. Formó Papel Prensa y siempre estuvo en contra de los gobiernos que representaran a los sectores populares, llegando a decir, durante el kirchnerismo, que se vivía una "dictadura con votos". Paradójicamente, la empresa que dirigió, reivindicó la última dictadura, y fue criticada por gran parte de su propia redacción. 

 

 

 Ingresó al diario en 1966, con la Revolución Argentina de Juan Carlos Onganía. Fue designado presidente del directorio en 1976, con Jorge Rafael videla. Fue denunciado, además, por haberse quedado de forma irregular con las acciones de la empresa Papel Prensa durante la última dictadura militar, aunque fue sobreseído por el juez Ercolini. Sin embargo hay hechos que sucedieron, que no están resueltos ya que es difícil no relacionar el hecho de que las acciones se hayan cedido en el contexto de la dictadura, donde las amenazas y la comisión de delitos de lesa humanidad eran moneda corriente, y la viuda del dueño original de esas acciones había sufrido en carne propia esos delitos. 

Por otro lado, al frente del diario, Mitre recibió premios por su lucha y compromiso con la libertad de expresión, como son la Orden de Caballero de la Legión de Honor de Francia, la Orden del Sol de Perú, órdenes del mérito de Italia, Brasil, Colombia, y España, país en el que le dieron el premio “Periodistas para Periodistas” de la agencia de noticias EFE. En 1997 fue el ganador del Premio Konex de Platino.