La noticia impactó en el día de ayer, el multimillonario empresario Jorge Neuss y su mujer Silvia Saravia aparecieron muertos en su casa en el country Martindale, de Pilar. Algunas primeras versiones indicaban que se trataba de un pacto suicida, pero la autopsia realizada sobre el cadáver de Saravia desmintió de plano esta posibilidad. 

El análisis realizado sobre el cuerpo de la mujer reveló que forcejeó con su esposo antes de ser baleada, por lo que se descartó el supuesto pacto. También se pudo corroborar que la mujer recibió sólo un disparo en la cabeza luego de un forcejeo.

 Además, en el mismo estudio se observó que el cuerpo de Neuss tenía signos de roce de bala en una de sus manos, por lo que se infiere, que pudo haber un enfrentamiento entre ambos previo a la tragedia. 

El cadáver de Saravia, de 69 años, fue hallado en el baño en suite de la habitación matrimonial, mientras que el de Neuss, de 73, se encontraba a pocos metros, donde también fue hallado el revólver calibre 38, con el que se habrían realizado los disparos.

"Está prácticamente descartada la hipótesis de un pacto suicida. Las autopsias y lo que se vio en la escena nos hacen pensar en que Neuss sorprendió a su mujer cuando ella fue al baño, luchó, la dominó tomándola del cabello, la asesinó y luego se disparó en la cabeza", afirmó una fuente judicial. 

Según las dos empleadas que se hallaban en el lugar, los disparos se produjeron poco después de la llegada de Saravia a la casa, lo que dio lugar a los investigadores a sospechar algún grado de premeditación en la conducta de Neuss. La búsqueda del móvil eestá enfocada ahora en el estudio de los dos celulares incautados por la justicia.