Un hecho insólito le sucedió a una mujer española mientras buscada trabajo desesperadamente: Se postuló para un trabajo de empleada doméstica y pensaron que era una prostituta. Horas más tarde, la víctima publicó todos los chats fuera de tono que recibió y denunció la situación en redes sociales.

"Venga, hilo con las propuestas de prostituirme en el anuncio de limpiadora, lleva menos de 24h puesto", comenzó escribiendo la pobre mujer y continuó el hilo de Twitter. En él se detallaron los mensajes de varios hombres a altas horas de la noche para pedirle favores sexuales.

cris on Twitter

Cerca de diez personas le escribieron con intenciones de concretar con la mujer, primero haciéndose pasar por alguien que necesitaba el servicio de empleada doméstica y luego revelando las verdaderas intenciones.

Las necesidades económicas y laborales de la pandemia han incrementado el aprovechamiento por parte de personas que sólo buscan hacer daño. 

cris on Twitter
cris on Twitter
cris on Twitter
cris on Twitter