Un rugbier volvió a protagonizar un hecho de violencia este jueves en la ciudad de Cipolletti contra el encargado de los baños públicos de la Isla Jordán, luego que éste llamara la atención del joven que se encontraba orinando en un árbol a escasos metros de los baños municipales.

Dos vecinas, indignadas por la conducta del muchacho de 17 años, llamaron la atención del trabajador y el mismo se acercó al joven para ordenarle que orinara en los inódoros, como lo hace todo el público.“Cómo vas a mear ahí, si están los baños para eso”, le recriminó, según el periódico local mencionó el portal local Lm Cipolletti.

Pero el joven, muy lejos de acatar el pedido, remarcó su negativa y dijo que no se dirigiría a los baños porque estaban sucios y comenzó a lanzar insultos xenófobos contra el hombre. 

"Negro" y "boliviano", fueron las expresiones que utilizó el adolescente, según el hombre en la denuncia que realizó esta mañana por discriminación ante el Inadi.

“El chico se desubicó totalmente. Encima la mamá es docente. Con más razón no debería haber hecho lo que hizo. Empezó a los insultos y luego me tacleó, comentó Camacho, en diálogo con LM Cipolletti.

Además, el trabajador comentó que otros familiares del deportista se sumaron a la pelea y se abalanzaron para golpearlo. También deslizó que la madre y la abuela del menor le rasguñaron los brazos y que el rugbier le arrojó piedras que no llegaron a impactarle, pero que provocaron el daño en una llanta correspondiente a un vehículo marca Renault Duster que se encontraba estacionado en el lugar del hecho.

Todo terminó con denunciadas cruzadas en la comisaría; y ahora también en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, donde Camacho iba a dejar constancia de los agravios que sufrió.

Desde la Comisaría Cuarta, el jefe de una unidad, Osvaldo Huanque, indicó que se inició un legajo judicial caratulado como lesiones recíprocas. Así como Camacho denunció al joven por orinar a la vista de todos y agredirlo, el comisario advirtió que el muchacho también lo hizo. En su denuncia, explicó que los baños no estaban en condiciones y, por ese motivo, decidió hacer sus necesidades afuera.

"Por ese entredicho, se originó una discusión que se torno acalorada hasta que llegaron a los golpes de puño. Cuando avisaron al destacamento, la pelea ya había terminado y se lo convocó a que radiquen la denuncia en sede policial", notificó Huanque.