Evelyn Von Brocke confesó la difícil situación que atravesó en las últimas semanas junto a su marido, Juan Viggo, médico y secretario de Salud de San Isidro, quien contrajo coronavirus y terminó hospitalizado en la Unidad de Terapia Intensiva. Al poco tiempo, ella también se infectó y padeció síntomas complicados. "Pensé que me moría", declaró.

"Voy a recordar este año como uno de los peores años de mi vida. Una cosa es que el bicho esté fuera de tu casa y decidir vos si lo vas a buscar o no, y otra cosa es tenerlo adentro de tu casa" relató Von Brocke en comunicación con Fabián Domán.

Luego la panelista describió como inició la historia: "Juan se empezó a sentir mal, con fiebre estable de 38 grados, un jueves. Esa noche le puse paños fríos, pero la fiebre no bajaba. En 24 horas se deterioró. Él hace cinco meses está trabajando de lunes a lunes, estaba en la cama deteriorando y veía como se lo estaba comiendo el bicho".

"Llamé a su equipo y les dije que lo veía mal. Rápidamente se activó el protocolo y le salvaron la vida, fue así. El sábado a la mañana le hicieron una tomografía y vieron que tenía una neumonía en medio pulmón. Yo se lo entregué a una ambulancia y no lo vi más", reveló Evelyn.

Entonces remarcó que es una enfermedad "absolutamente solitaria". "Lo dejé a Juan en una ambulancia y me empecé a sentir mal. Hoy es el primer día que puedo salir de la cama, hace 19 días estoy en la cama metida. Ahí me di cuenta de que este era el peor escenario, pensé: "esto puede terminar muy mal". Esto te come las vitaminas, los huesos, duelen las articulaciones. No tuve fiebre, pero sentí mucho dolor de cabeza", lamentó.

Más adelante, admitió que llegó a pensar en que podía terminar muy mal: "Uno siente que lo tiene en el cuerpo, es distinto. Ese fin de semana lo llamé a Fabián, le escribí una carta a mis hijos despidiéndome y la puse en una mesa de luz. Esto casi destroza mi familia".

"A Juan se lo llevaron a terapia intensiva directamente. Nosotros somos sanos y el virus entró a llevarse todo. Yo me quedé tirada en una cama. No podía ir al baño, sentía agujas en la cabeza, me habían desenchufado, no tenía energía. No quería comer, no quería hacer nada y se habían llevado a mi marido a terapia intensiva", señaló la comunicadora.

"Era un avance muy rápido, pensé que no lo iba a ver más a Juan. Los que no lo vivimos como una "gripecita"..., yo tengo secuelas. Tengo dolor de cabeza, me duele el cuerpo, estoy cansada. Todo el cuerpo está alterado, no puedo volver a mi trabajo porque estoy cansada. Tuve que dormir una siesta de cuatro horas para estar acá con ustedes. Te cambia el color de piel, te cambia el dolor", advirtió Evelyn.