En las últimas horas, la icónica cantante Lía Crucet debió ser internada en el Hospital Privado de Comunidad de Mar del Plata tras una complicación en su estado de salud, luego de una repentina pérdida de peso.

Según trascendió, la reina de la movida tropical se descompensó y tras realizarle una batería de estudios, los médicos determinaron que transcurría un cuadro de deshidratación y neumonía, de la cual ya se recuperó aunque continúa en observación.

En este marco, Tony Salatino, su marido y mánager, detalló: "Perdió mucho peso y está irreconocible, está en el hospital porque le están haciendo todo tipo de estudios pero no le encuentran nada", y agregó: "Le hicieron el hisopado porque tenía una tos fea, porque es fumadora, yo le decía: ‘cada vez que tosés parece que se te va a salir un pulmón, hacete ver por eso’, pero gracias a Dios no tiene el virus".

"Estaba temblando hasta que me dieron el resultado, no sabés lo que fue ese día para mí esperando ver qué pasaba. Cuando me llamó el médico y me dijo que dio negativo, me puso contento" manifestó Salatino, ya que Crucet es paciente de riesgo, ya que tuvo cáncer. "La hubiera pasado muy mal. Estamos anotados igual para la vacuna y veremos cuándo nos llaman", expresó.

Con respecto a la abrupta pérdida de peso de Lía, su compañero precisó: "Nunca la vi tan flaca, estaba deshidratada además". También destacó que por el momento se encuentra "bastante mejor".

"Le hicieron cualquier cantidad de estudios por SADAIC y todos salieron bien. Espero que le descubran por qué adelgazó tanto, porque ella comía. Lo que pasa es que ella hace un año que no sube al escenario, que es su vida", apuntó.