El bloque de los sindicatos ferroviarios se declararon en estado de alerta por las agresiones sufridas por trabajadores en el campamento vagón de la estación General Guido de la Línea Roca. En repudio al hecho exigieron "la inmediata investigación de los hechos ocurridos en el descanso del personal de una cuadrilla de vía y obras" de Trenes Argentinos.

Tras el episodio ocurrido el sábado las cuatro organizaciones sindicales se pronunciaron a través de un comunicado suscripto por la Unión Ferroviaria (UF), los maquinistas de La Fraternidad, señaleros (ASFA) y los jerárquicos de la actividad (Apdfa).

"Los trabajadores Ignacio Guiñazú y Horacio Gamero fueron atacados y agredidos de forma intempestiva por una patota que se desplazaba en automóviles particulares y en transporte oficial de Sofse Trenes Argentinos. Según los testimonios, ataron a Guiñazú y lo privaron de su libertad al maniatarlo a una silla y quemarle el rostro con cigarrillos, entre otros agresiones, como el despojo de sus efectos personales", denunciaron los sindicatos.

Los titulares de esos sindicatos del transporte ferroviario Sergio Sasia (UF), Omar Maturano ( La Fraternidad), Enrique Maigua (ASFA) y Adrián Silva (Apdfa), remarcaron que esos trabajadores fueron amenazados y advertidos para "no denunciar los hechos" por sujetos que "se habrían identificado como integrantes de una agrupación sindical ajena de forma total a los gremios".

Además en el comunicado los sindicatos señalaron que los agresores permanecieron en el lugar, participaron en una reunión de esa agrupación y embanderaron el vagón en el que se produjeron los hechos, "y hasta exhibieron fotos hasta por redes sociales". El bloque ferroviario le exigió a la empresa que active "una profunda investigación" y se contacte de forma personal con los trabajadores agredidos. Además exigen que se identifique a los agresores, se investigue a las personas que ese día conducían los vehículos de la compañía "y realice las denuncias penales respectivas en caso de que se constaten los hechos y/o el daño sufrido por los trabajadores.

Más allá del relato de las víctimas, ya comenzaron las investigaciones policiales mientras los trabajadores y el gremio apuntan a grupos de choque del Sindicato macrista Unión de Trabajadores Ferroviarios (UTF) al que le dieron la Personería Gremial el 9 de diciembre de 2019, un día antes de asumir el actual Presidente Alberto Fernández.

"La justicia debe instruir debidamente el proceso y el empleador tiene que reparar de forma íntegra las pérdidas de sus bienes provocadas por el hecho en la compañía. No pueden ni deben tolerarse actitudes agresivas y patoteriles en ningún ámbito y, mucho menos, en el laboral por parte de cobardes" que deben ser castigados", remarcaron.