En un operativo espectacular, la Administración Federal de Ingresos Públicos, específicamente a través de la Aduana, se decomisaron 4.100 toneladas de maíz, que iban a ser exportadas de manera fraudulenta desde el puerto de San Pedro. 

La carga equivale a 160 camiones, y el origen de la misma ni la firma exportadora ni el productor podían justificar, informó este domingo la AFIP. La Aduana intervino la operación y el cargamento iba distribuido en dos enormes barcazas. 

El operativo tuvo lugar días después de haber concretado el operativo más grande de su historia, que incluyó la confiscación de 8.100 toneladas de maíz. 

De acuerdo al comunicado de la AFIP: "El trabajo conjunto con la DGI permitió desarticular la operación e interdictar las dos barcazas donde se encontraba el producto. La investigación realizada permitió determinar que ni la firma exportadora ni el productor podían justificar el origen de la mercadería. Durante el operativo, que contó con la participación de la Prefectura, también se interdictó la mercadería que había en 12 camiones" 

Por su parte, Susana Traverso, sostuvo acerca del operativo: “Junto con la DGI llevamos adelante un trabajo conjunto para analizar y evitar maniobras fraudulentas en materia de exportación agrícola. La incautación de 4.100 toneladas de maíz es el resultado de esa coordinación con las distintas áreas especializadas de nuestro organismo que se suma a las nuevas herramientas que implementó la AFIP como la carta de porte electrónica" 

De acuerdo a lo explicado por funcionarios de la AFIP, la operatoria para evitar el pago de impuesto por la exportación de granos consiste en recurrir a productores recientemente inscriptos en el registro, que no tengan campos propios ni stock declarado de granos y que se dedican a simular la venta de la mercadería al exportador.

"La articulación no se limita al interior de la AFIP sino que trabajamos junto con el Banco Central, el Ministerio de Desarrollo Productivo y las fuerzas federales de seguridad”, sostuvo Traverso.