TEMAS DE HOY:

|

Se retrasan medidas para reducir maniobras con importaciones

El Ministro Massa sigue evaluando alternativas para reducir la salida de dólares, atacando maniobras distorsivas. Se evalúa restringir el plazo de liquidación en el régimen de importación temporaria, pero aún hay dudas.

Martes, 30 de agosto de 2022 a las 10 42,

Por Redacción Economía

Martes, 30 de agosto de 2022 a las 10 42,

Cierra agosto y el Gobierno sigue sin mostrar una reversión decidida de la posición de dólares. A diferencia de julio, en este mes las reservas internacionales del Banco Central dejaron de caer porque se redujeron los pagos de energía. No obstante, sigue siendo exigente la demanda por importaciones de bienes, y eso aplaca la acumulación de dólares. Al respecto, el Ministro de Economía Sergio Massa empieza a evaluar alternativas que le permitan mostrar una mejora en la posición de reservas, sin generar una recesión. Está urgido por los tiempos como producto de la evaluación que se viene con el Fondo Monetario. Ocurre que sobre fines de año, el Gobierno deberá rendir cuentas, mostrando si logró acumular los U$S 5.800 millones que se comprometió, en el marco del programa de facilidades extendidas. Visto desde hoy, el desafío luce complicado, y el Ejecutivo deberá ajustar clavijas de cara a los últimos meses de este año.

Un punto relevante sobre la situación del sector externo tiene que ver con el régimen de importación temporaria de bienes, que en estos meses volvió a ganar peso producto de las condiciones imperantes. Como la mayoría de los productores primarios no quieren comercializar con precio fijado en el corto plazo, las plantas procesadoras de crushing tienen que salir a comprar granos en el exterior para poder seguir operando. Como el régimen especial de importaciones temporarias les permite liquidar el producto manufacturado hasta dos años después, terminaba abriéndose la posibilidad para una suerte de ‘rulo aduanero’ por tener acceso al dólar oficial para importar pero poder sentarse suficiente tiempo sobre un producto dolarizado.

La decisión que tiene en carpeta el Ejecutivo y podría implementar los próximos días se vincula con el régimen especial para las importaciones temporarias. Ocurre que hoy las empresas que importan un insumo para fabricar un producto tienen un plazo de un año para exportarlo -incluso pueden extenderlo 365 días más- y liquidar los dólares. En los próximos días, Economía reducirá ese lapso a cuatro meses, con la posibilidad de extenderlo otros 120 días. Los datos oficiales indican que en los primeros meses de 2022 este tipo de importaciones representaron US$3786 millones.

Para poner en marcha esta medida, se deberá modificar el decreto 330 de 2004, que permitía que las importaciones de insumos no abonaran impuestos y pudieran tener acceso directo al mercado único de cambios (MULC). La intención del nuevo equipo económico es incentivar a que los productores aceleren la venta de unas 6 millones de toneladas de soja, para completar los US$5000 millones que el ministro de Economía, Sergio Massa, prometió que los exportadores adelantarían en 60 días para engrosar las alicaídas reservas del Banco Central.

Si bien es posible que esta eventual medida pueda corregir parcialmente los problemas más urgentes del sector externo, no deja de ser otro síntoma de las inconsistencias de un mercado cambiario que cruje, y en el que todo el tiempo surgen oportunidades para arbitrar la brecha, dada la multiplicidad de distorsiones. El problema de fondo es el cepo, y no parecen haber alternativas para salir de ese esquema en lo que resta de este Gobierno sin sufrir cimbronazos mayores.

 

Últimas noticias