Tras la pésima gestión del presidente Jair Bolsonaro en cuanto a la pandemia de Coronavirus, Brasil volvió a mostrar cifras realmente escalofriantes respecto a la cantidad de contagiados y fallecidos por coronavirus en el mes de marzo.

Sin lugar a dudas, el país vecino es hoy el epicentro de la pandemia y en tan solo 24 horas registraron 3.869 muertes por covid-19 y en el mes que pasó, 66.573 fallecidos, es decir, 11 mil más en comparación a lo que sumó Argentina desde el inicio de la epidemia mundial.

Los catastróficos números de Brasil se deben a dos factores trascendentales: primero, el mandatario brasileño nunca gestionó de manera efectiva la pandemia, minimizando la gravedad de la enfermedad. Por otro lado, la variante P1 originada en Manaos, al igual que la cepa sudafricana, es más transmisible que la versión original del coronavirus.

Con estas nuevas muertes, la cifra total asciende a 321.515 desde que la enfermedad azotó a Brasil y además se observa una mayor ocupación de camas de terapia intensiva en la mayoría de los estados. El número de casos que se registró en un día fue de 90.638, superando de este modo los 12 millones de contagiados desde que comenzó la pandemia.

San Pablo es el estado con más decesos registrados, con  74.652 y Río de Janeiro se ubica en segundo lugar, con 36.727 fallecimientos.

A esta situación, se debe sumar la aparición de una nueva variante que apareció en la ciudad de Sorocaba, en el estado paulista.   

 

Data Diario on Twitter