En la madrugada de este miércoles siete de julio, el presidente de Haití, Jovenel Moise, fue asesinado tras sufrir un ataque en su residencia privada. Su esposa y primera dama también recibió el impacto de una bala y está en grave estado.

Las autoridades explicaron a medios locales que el ataque al mandatario ocurrió alrededor de la 1.00 am (hora local) cuando “un grupo de individuos no identificados, de los cuales varios que hablaban español”, irrumpieron en la residencia del jefe de Estado.

Acto seguido, Claude Joseph, primer ministro interino, definió al hecho como un acto "odioso, inhumano y bárbaro” y pidió a la población mantener la calma. “La situación de seguridad del país está bajo control de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas", declaró, al tiempo que aseguró que "la democracia y la República vencerán".

Tweet de Marie-Rose Romain Mu

Moise estaba en el cargo desde el 7 de febrero de 2017. El 5 de julio nombró a Ariel Henry como primer ministro, quien se convirtió en el sexto que ocupa el cargo desde el comienzo de su mandato gubernamental.

Desde el diario La Gazzette de Haití informaron que la banda que ingresó a la casa del presidente estaba "fuertemente armado" y "le dispararon con frialdad". 

Hasta el momento, el cuerpo de Moise permanecía en el cuarto donde fue asesinado para que le hicieran las pericias correspondientes.

El último 7 de febrero el mandatario había denunciado a la oposición por un intento de golpe de Estado amparado por jueces.

Tweet de data diario

NOTICIA EN DESARROLLO