Rusia detendrá el suministro de gas a los compradores de estados "antipáticos", excepto que cambien a pagos en rublos a partir del 1 de abril, sostuvo este jueves el presidente Vladimir Putin, el último golpe en una lucha con Europa por las sanciones que sus países impusieron tras el inicio de la guerra en Ucrania.

“Para comprar gas ruso, necesitan abrir cuentas en rublos en bancos rusos”, afirmó Putin a los funcionarios en un discurso televisado este jueves.

“Es de esas cuentas que se pagará el gas a partir del 1 de abril. Si no se realizan dichos pagos, lo consideraremos un incumplimiento por parte del cliente de sus obligaciones”, agregó el mandatario ruso. 

Los compradores deben abrir cuentas especiales en el Gazprombank, controlado por el estado, para permitir el cambio de moneda extranjera a rublos por liquidaciones, según una orden firmada por Putin que replica la agencia Bloomberg. 

La decisión de congelar los contratos de gas activos si los compradores no cumplen con su demanda de pagar en rublos abriendo cuentas especiales para cambiar moneda extranjera había sido lanzada hace unas semana. Italia y Alemania dijeron anteriormente que habían recibido garantías de Putin de que las compras europeas de gas aún se pueden realizar en euros.

El grupo de países que integra el G7 (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos) habían también hecho público el rechazo a la amenaza  de Putin asegurando que "los contratos debían cumplirse"

Los ministros de energía de ese cónclave rechazaron por unanimidad la demanda  Putin. La orden representa un "incumplimiento claro y unilateral de los contratos", dijo este lunes el ministro de Economía alemán, Robert Habeck, después de presidir las conversaciones del G-7. 

Para este viernes está programado reiniciar las conversaciones directas entre Rusia y Ucrania. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, acusó a Rusia de tratar de dañar el sector agrícola del país, provocando potencialmente una crisis alimentaria mundial.

El petróleo cayó bruscamente por los informes de que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, está considerando liberar aproximadamente un millón de barriles por día de las reservas de los Estados Unidos.

La orden de que los "estados hostiles" realicen pagos de gas natural en rublos esencialmente obligaría a las empresas europeas a apuntalar directamente la moneda después de que cayera en caída libre por las sanciones impuestas a la economía rusa tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú. Putin ordenó a su gobierno, a Gazprom y al banco central que preparen todos los documentos necesarios para cambiar a pagos en rublos antes del 31 de marzo.

De cortar el suministro a la industria de forma gradual, mientras que los hogares y las instituciones críticas, como los hospitales, seguirían recibiendo el gas disponible. Esta fase se activa cuando “hay una demanda de gas excepcionalmente alta, una interrupción significativa del suministro de gas u otra situación de suministro importante y se han aplicado todas las medidas pertinentes basadas en el mercado, pero el suministro de gas es insuficiente para satisfacer la demanda de gas restante, por lo que es necesario adoptar medidas adicionales no basadas en el mercado, en particular para garantizar el suministro de gas a los clientes protegidos”.