El hijo de Guillermo, Nicolás Barros Schellotto, que estaba en las inferiores de Gimnasia y Esgrima de La Plata, se marchó a Estados Unidos a través de la patria potesta.

Se cumplió uno año desde que Guillermo Barros Schelotto dirige a Los Ángeles Galaxy. El ex-entrenador de Boca es muy querido por los hinchas de su equipo. Parece que estará mucho tiempo ocupando el banco.

El chico de 14 años abandonó el club de La Plata y ya forma parte del equipo estadounidense. El pase no le dejó dinero alguno al Lobo y se hizo de un día para el otro.