El Mono Burgos ya anunció su salida del Atlético Madrid para dedicarse a ser entrenador en otro equipo y habló de las influencias que tuvo de técnicos con los que se identifica.

Sobre el entrenador sensación del momento, explicó: "Bielsa es uno de mis pilares sobre cómo afrontar el fútbol, la vida, y haberlo tenido durante mucho tiempo en la selección argentina me sirvió para quererlo aún más. Lo suyo es un ataque voraz. Jugábamos 3-1-3-3. El Athletic de Bilbao con él jugó una barbaridad, Era Marcelo en estado puro".

A su vez, destacó a Timoteo Griguol, de quien aseguró: "Todos me han influenciado como jugador y me han preparado para la vida porque todo lo que me han dicho se ha cumplido. Griguol decía. 'En vez de comprarse un coche, cómprense un apartamento, pero si no me hacen caso, póngale un váter atrás al coche por si reciben visitas'. Eso es fútbol y vida". 

Y le dedicó un mensaje al Cholo, su compañero de ruta todos estos años:  "Somos dos amigos que se despiden, pero la amistad no va a cambiar, con solo mirarnos sabemos lo que piensa el uno del otro. Además, nos vamos a ver y nos vamos a enfrentar", cerró.