Ignacio Piatti es uno de los jugadores emblemáticos de San Lorenzo ya que formó parte del plantel que le dio hasta ahora la única Copa Libertadores que tiene en sus vitrinas. Tras varios años en el extranjero, volvió pero su paso no fue el esperado y se terminó yendo. Pero, ahora, en una entrevista televisiva criticó duramente a los hermanos Ángel y Oscar Romero y también contra Marcelo Tinelli.  “No estoy más en San Lorenzo. No rescindí, me echaron”, aclaró.

En entrevista con ESPN, dejó en claro que los hermanos paraguayos son un gran problema para la realidad de San Lorenzo“Nunca me había pasado, y creo que a nadie le pasó, que en un táctico quiebren a un jugador. Fuimos a hablar con el técnico. Los sacó una semana cuando había lesionado a Herrera y después volvieron. Entonces nosotros decíamos: ¿Qué ejemplo le das a los más chicos que hicieron eso y a la semana están entrenando? Pero capaz que a Mariano (Soso) le bajaron información de arriba”.

La foto de los hermanos Romero cuando se fueron a disculpar con el juvenil Herrera
La foto de los hermanos Romero cuando se fueron a disculpar con el juvenil Herrera

Piatti, en su discurso responsabilizó a Marcelo Tinelli por la actitud de los Romero: "Un grupo o un equipo para ganar cosas no pueden estar uno por acá y dos por otro lado. Eso fue Marcelo (por Tinelli) que les permitió todas estas cosas. Tener un kinesiólogo, tener un chofer, todas esas cosas. Vos de entrenamiento tenés dos horas y después tenés otras 22 horas para estar afuera con tu kinesiólogo, pero adentro del club tenés kinesiólogo, médico, tenés todo”.

Haciendo referencia a aquella vez en la que Ángel Romero le generó una grave lesión al juvenil Herrera, Piatti comentó que fueron a preguntarle qué había pasado: “Perdón, se me salió la cabeza, no sé lo que hice”, contestó el paraguayo. Y, a su vez Nacho explicó que ese episodio caló fuerte en el grupo: “Lo querían matar. Estaba Monetti y lo quería matar. ¿Cómo le vas a hacer eso a un pibe en un táctico? Yo estaba al lado de Mariano (Soso) y dijo: ‘No lo puedo creer, la patada que le pegó sin necesidad’. Nunca pasó. En un partido que jugás con tus compañeros, por ahí se te va la patada pero de ir a quebrar a alguien en un táctico creo que nunca pasó”.