Ya pasó casi un mes del bochorno que se vivió en Brasil. Boca enfrentó a Mineiro por Octavos de final y quedó eliminado en los penales, pero la polémica actuación del VAR en ambos partidos, generó un verdadero escándalo. Camino al vestuario, según allegados xeneizes, los empleados de seguridad comenzaron a insultarlos y se generó un fuerte enfrentamiento.

Volaron matafuegos, vallas, golpes, botellas y mucho más. En las últimas horas CONMEBOL dio a conocer sanciones para el club brasileño, más precisamente para su Presidente quien arrojó cosas en el vestuario visitante y también para el entrenador de arqueros xeneize hubo un castigo. Pero, no salieron aún otras medidas porque se abrió un expediente y se estima que recién en septiembre se conocerá el fallo.

En ese contexto, la dirigencia de Boca teme que haya duras sanciones contra el club y contra sus jugadores. Le juega en contra el hecho de que los incidentes recorrieron el mundo y que además quedaron filmados tanto jugadores como integrantes del cuerpo técnico y del Consejo de fútbol. Por eso, van a presentar nuevas pruebas en el ente sudamericano.

En el descargo, el Xeneize quiere presentar videos y audios propios, ya que lo que alegan es que las imagenes están manipuladas ya que solo muestran la agresión por parte de ellos pero no la provocación que recibieron de parte del personal de Atlético Mineiro. En el Xeneize son optimistas respecto a que las sanciones sean más leves de lo que se rumorea.