Los casos de COVID-19 no son el único problema para Juventus. Es que Paulo Dybala, Arthur y Weston McKennie violaron el protocolo tras haber asistido a una fiesta en Turín y serán sancionados por el club.

El hecho sucedió en la casa de McKennie, donde los futbolistas se encontraban junto a sus respectivas familias. Los vecinos habrían avisado a la policía, que no tardó en llegar y forzó la puerta para ingresar cerca de las 23:30. No solo se excedieron del número de personas (más de 20), sino que tampoco respetaron el toque de queda.

JuventusFC on Twitter

 

Por esto, los jugadores fueron apartados del plantel. "Dybala, McKennie y Arthur no están convocados para el derby. Yo tomé la decisión. Estas cosas siempre pasaron, pero no es el mejor momento para ir a fiestas. Debemos ser un ejemplo para el mundo", expresó Andrea Pirlo. Aunque no será la única sanción, debido a que serán multados económicamente por el club.

Ante esto, Paulo Dybala pidió disculpas en sus redes sociales. "En un momento tan difícil hubiera sido mejor no equivocarme con el Covid, pero lo hice al salir a cenar. No fue una fiesta, pero me equivoqué de todos modos y me disculpo", posteó el argentino, quien de no haber infringido las reglas, podría haber vuelto a sumar minutos en cancha.

De esta manera, los futbolistas fueron excluidos y sancionados, y por esto no podrán estar presentes en el duelo ante Torino, en busca de acercarse al líder Inter, del cuál lo separan diez puntos. 

 

No Hay DT on Twitter