El hecho ocurrió en un partido de la segunda categoría del estado de Rio Grande Do Sul en Brasil. El fin de semana se enfrentaron Sport Club São Paulo y Guaraní de Venâncio Aires, y en el minuto 14 del del segundo tiempo nadie imaginaba semejante reacción de William Ribeiro contra el arbitro Rodrigo Crivellaro.

El lateral izquierdo del equipo local fue amonestado tras una falta en mitad de cancha, pero al observar que el juez le mostraba la tarjeta amarilla, le realizó una brutal agresión que obligó a que Crivellaro sea trasladado de manera urgente hacia el hospital mas cercano.

El jugador se levantó del césped lleno de ira y fue empujarlo en primera instancia. Luego, cuando el árbitro cayó al suelo, le asestó una criminal patada en la cabeza que lo dejó inconsciente en medio de la cancha. Compañeros y rivales tuvieron que contener al jugador.

Las sensibles imágenes muestran claramente que, cuando el juez recibe la patada en la zona de la nunca, éste queda totalmente inmóvil y en eso los futbolistas cercanos comienzan a pedir atención médica inmediata. 

La ambulancia ingresó al campo de juego y trasladó con urgencia a Crivellaro de al Hospital São Sebastião Mártir. Mientras tanto, el jugador brasileño fue arrestado por la policía y acusado con cargos de tentativa de homicidio.

Las declaraciones que realizó el club del futbolista agresor tras los sucedido
Las declaraciones que realizó el club del futbolista agresor tras los sucedido

La Federación Gaucha de Fútbol (FGF) informó a través de Twitter que el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD-RS) “investigará los hechos y atenderá las respectivas sanciones”. Incluso, el presidente del organismo, Luciano Hocsman, declaró que habló con el árbitro agredido y garantizó su apoyo para resolver el caso.

La policía llevándose a Ribeiro
La policía llevándose a Ribeiro