Normalmente los amistosos suelen ser eso, amistosos. Pero a veces alguna pierna fuerte o algún encontronazo hacen que terminen en escándalo, porque si bien son partidos preparatorios suelen jugarse con mucha intensidad. Tal fue el caso del duelo que protagonizaron Ferro y Colegiales que fue una verdadera batalla.

Ya el partido venía subiendo de temperatura con alguna pierna fuerte y algunos choques, pero ya finalizando la primera parte Gabriel Díaz y Martín Lucero saltaron a disputar una pelota y cuando cayeron al piso empezó una escena digna de UFC. El defensor de Ferro lo agarró con "una llave" casi inmovilizando al delantero de Colegiales que se intentaba zafar. Luego, llegaron sus compañeros a separar, pero también algunos empezaron a los empujones.

Clanma on Twitter

 

Una vez que los ánimos se calmaron, el árbitro del encuentro decidió expulsar a los dos involucrados (Díaz y Lucero), y el partido se reanudó con normalidad.