Mientras Mauro Icardi se encontraba en pleno viaje con el PSG (para enfrentar al Lorient) y Wanda Nara estaba fuera con sus hijos, ingresó un grupo de ladrones al domicilio que tienen en Neuilly-sur-Seine, en la capital francesa de Parísy fueron desvalijados.

El botín del robo, según indica el diario Olé asciende a 485.000 dólares entre joyas, relojes y ropa de primera marca que estaba en el domicilio de la familia Icardi-Nara. El diario L´Equipe indica que se dieron cuenta tiempo después "el personal a cargo del jugador" al ver que había objetos desplazados y al empezar a notar faltantes.

A post shared by Μαυʀɸ Iϲαʀδι (@mauroicardi)

La lujosa mansión en la que viven cuenta con una pileta in door, un gimnasio, habitaciones con vestidores y muchos lujos más que se pueden conocer a través de las fotos que sube Wanda a sus redes sociales. También es conocida la enorme colección de zapatos y ropa de la modelo que habría sido parte del botín que se llevaron los ladrones

A post shared by Wanda nara (@wanda_icardi)

 

No Hay DT on Twitter