Las lesiones han sido un karma en la carrera de Juan Martín Del Potro, que tuvo su momento máximo de gloria cuando ganó el US OPEN ante Roger Federer en 2009. Su rendimiento en las canchas, dejaba entrever que podría convertirse en uno de los máximos referentes de la historia del tenis argentino.  Llegó a alcanzar en 2010 el puesto 4 del ránking (en 2018 llegaría al N°3).

Pero, el paso por el quirófano fue una constante para Del Potro, principalmente por problemas en su muñeca. Su tenacidad y su empeño en volver lo hicieron seguir demostrando que estaba más vivo que nunca. En una de sus vueltas logró, junto al equipo argentino, algo histórico y hasta ahora único: alzar la Copa Davis en 2016. En aquella final, logró un resonante triunfo ante el local Marin Cilic, dando vuelta el partido que había comenzado con dos sets para el croata.

Ahora, Delpo espera seguir escribiendo páginas en su historia. Continuar pese a todo. Para ello se tratará en Suiza con el médico que también trabaja con Roger Federer. El tandilense ya estuvo realizando prácticas en el Tenis club de Palermo. Todavía la fecha de su regreso a las canchas es una incógnita, aunque de todas formas la ATP no retomó los torneos aún.

 

Juan M. del Potro on Twitter