River Plate deberá asumir un inconveniente importante debido al receso del fútbol por la pandemia de coronavirus, ya que tiene varios futbolistas cedidos a préstamo en otros clubes, entre ellos Luciano Lollo y Carlos Auzqui, los más conocidos, y si bien el DT Marcelo Gallardo tiene decidido que no los tendrá en cuenta, tampoco podrán firmar contrato con otros clubes antes del 30 de junio.

En ese contexto, los jugadores que regresarán a River ni bien se reanude la actividad serán Lollo y Matías Moya, ambos a préstamo en Banfield, Auzqui (en Lanús), Jorge Moreira (Portland Timbers), Joaquín Arzura (Huracán), Zacarías Morán Correa (Chacarita) y Alan Marcel Picazzo (Villa Dálmine). aunque ninguno será tenido en cuenta por Gallardo, según confió a Télam una fuente del cuerpo técnico Millonario.

La incertidumbre sobre la fecha en que regresará el fútbol les impedirá a todos negociar nuevos préstamos con otros clubes y River deberá hacerse cargo de sus contratos, que deberán ser iguales a los que percibían antes, lo que genera un gran inconveniente económico en momentos en los que la actividad está paralizada.

Uno de los casos que más inquietan es el del lateral paraguayo Moreira, quien está a préstamo en Portland con una opción de compra de 1.500.000 dólares por el 50%, pero la MLS suspendió las transferencias y eso privará al club de un ingreso importante, y además el jugador deberá regresar a River.

Otros jugadores de contratos altos que serán un problema para una economía recesiva son Lollo, Arzura y Auzqui, los tres con contrato vigente en River hasta el 30 de junio de 2021.

La economía de River tiene posibilidades de sostenerse tal cómo está al menos un par de meses más luego del 30 de junio pero la incorporación de nuevos contratos podría ser una inconveniente más a los que ya deberá atravesar el club sin jugar y sin poder recaudar dinero de sus socios y abonados, confiaron a Télam desde la dirigencia del club.