TEMAS DE HOY:

|

Por ahora, la suspensión de las PASO no tiene consenso en el oficialismo

El jueves pasado la portavoz Gabriela Cerrutti negó que el Ejecutivo trabaje en un proyecto para dirimir esta cuestión. La presión de los gobernadores y la preocupación de los opositores, que serían los grandes perjudicados porque intensificaría la pelea entre los radicales y el PRO.

Viernes, 23 de septiembre de 2022 a las 00 41,

Por Emiliano Russo

Viernes, 23 de septiembre de 2022 a las 00 41,

Con el debate sobre el rumbo económico -por ahora- silenciado por el pacto interno que depositó a Sergio Massa en Economía, emerge otro debate puertas adentro del Frente de Todos, que ya despierta polémica: la conveniencia o no de avanzar en el Congreso con un proyecto que suspenda las PASO en 2023 con el argumento formal del ahorro fiscal de unos $20 mil millones, pero con la clara intención de desarticular ese tejido de alianzas que hoy mantiene unido a Juntos por el Cambio.

Fue la Liga de Gobernadores peronistas la primera que oficializó la necesidad de utilizar una parte de “los gastos electorales” para que las provincias no queden presa del ajuste fiscal en marcha y puedan tener tarifas diferenciadas en transporte y educación. Luego el debate caló entre otros sectores del oficialismo.

El presidente Alberto Fernández no estaría de acuerdo con esa enmienda: el jueves pasado la portavoz Gabriela Cerrutti negó que el Ejecutivo trabaje en un proyecto para dirimir esta cuestión. El jefe de estado es, de alguna manera, esclavo de sus palabras: el pasado 17 de noviembre, en ocasión del Día del Militante y tres días después de la derrota en las elecciones legislativas, intentó llevar tranquilidad hacia dentro de la coalición oficialista diciendo que en 2023 de “Presidente para abajo” todas las candidaturas se iban a definir en elecciones primarias.

Entre la dirigencia cercana al jefe de estado, en tanto, no hay uniformidad de criterio respecto a la continuidad de las PASO. Hace unos días el diputado Leandro Santoro rechazó cualquier cambio inmediato en la legislación electoral pero su colega Victoria Tolosa Paz, planteó que “si el pueblo argentino nos exige que cuidemos el mango ¿No sería más inteligente otro sistema para dirimir candidaturas?”; al tiempo que se quejó que en provincias que adelantan sus propios comicios, la gente deba afrontar “cuatro elecciones en seis meses”.

Otro dirigente platense como Federico Martelli, titular del MUP (Movimiento de Unidad Popular), dijo hoy que el Presidente “debe ser claro y sostener” su apoyo a las primarias en 2023 y sostuvo que “volver a las listas a dedo profundizará el deterioro de la representación política”.

También integrante del armado de mandatarios peronistas, Axel Kicillof no fue tan tajante como el chaqueño Jorge Capitanich y dijo que, para decidir una eventual enmienda en la normativa electoral bonaerense, esperará lo que se defina a nivel nacional. “Hoy no es un debate que esté analizando”, dicen en su entorno.

En verdad, el mandatario bonaerense como otros dirigentes cercanos a Cristina, esperan que la Vice tenga una definición política sobre el asunto.

Si bien una eventual suspensión de las primarias por motivos fiscales perjudicaría a JxC y acrecentaría las peleas entre el PRO y el radicalismo, al oficialismo es una herramienta electoral que le sirve para dirimir candidaturas a legisladores nacionales en distritos como Santa Fe o La Pampa, por caso.

San Juan fue la primera provincia en modificar su legislación para permitir una suerte de ley de lemas en los comicios distritales. En esa jurisdicción, el peronismo de Sergio Uñac viene de ganarle por solo 3 puntos al armado opositor en las legislativas cuando en la última década siempre había sacado más de 20 puntos de diferencia. Una señal de alarma. Es en este contexto, que Catamarca, Chubut y La Rioja trabajan para modificar sus respectivos esquemas electorales.

 

Las más leídas

Las más leídas

Las más leídas

Últimas noticias