La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó hoy un video en Twitter en el que volvió a criticar nuevamente la relación entre el gobierno macrista, los medios hegemónicos de comunicación y el Poder Judicial para espiar y perseguir a funcionarios de su Gobierno en la causa de espionaje ilegal.

"Lawfare al palo", aseguró en una parte de su video, en el cual advierte sobre el "punto final a la novela sobre las alertas rojas", por un informe que planteó interpol sobre la denuncia contra la expresidenta y otros funcionarios por el Memorándum de entendimiento con Irán, como el fallecido ex canciller Héctor Timerman.

El texto completo de la vicepresidenta:

"El pasado lunes 22 de junio se cayeron todas y cada una de las mentiras con las que armaron la causa sobre Memorándum de entendimiento con la República de Irán. El pasado lunes 22 de junio quedó demostrado cómo el macrismo, los medios hegemónicos y el Poder Judicial de la República Argentina armaron una causa judicial para perseguir, destruir y encarcelar opositores políticos. Lawfare al palo, diría yo. 

¿Que quién fue? ¿Cómo fue que se descubrieron esas mentiras? ¿Que si fue algún juez de instrucción, fiscal o algún tribunal de alzada del Poder Judicial Argentino? No, no, no. De ningún modo. Fue Interpol. Sí, te acordás, ¿no? Interpol. Seguro que te acordás de las pelis. Interpol es la organización mundial de policías por la cual los Estados persiguen criminales por el mundo entero ordenando y pidiendo su captura. 

Ya sé... seguro ustedes están diciendo: "Seguro, ¿no es mucho, Cristina? ¿Interpol?" Sí, fue Interpol. El 22 de junio Interpol le respondió en un detallado y prolijísimo informe a un juez de Comodoro Py, ¿cuándo no?, lo que siempre supieron todos y todas. Que las famosas alertas rojas dictadas en el 2007 por la Asamblea General de Interpol contra los acusados iraníes, siempre, siempre, absolutamente siempre, estuvieron vigentes y permanecieron inalteradas. 

¿Por qué? Porque el único que podía pedir su levantamiento, era, obviamente, el juez de la causa. Pucha, cómo me hubiera gustado que Héctor pudiera estar viendo todo esto, estar con nosotros en este momento, donde  las mentiras de causas mediáticas y causas armadas se derrumban como un castillo de naipes. Una pena. Una pena que Héctor no esté con nosotros y pueda ver esto. Y también una inmensa pena que sea un organismo internacional el que haya tenido que venir a hacer justicia en mi país. Que también es el tuyo".