"El martes comenzamos a vacunar", declaró el presidente, Alberto Fernández, en una entrevista radial con el programa Metáfora 710. Allí se mostró satisfecho tanto por la gestión para tener acceso a la Sputnik V como con la predisposición de la Federación Rusa en las tratativas: "Si no fuera porque prestaron atención a nuestras necesidades estaríamos como el resto de los países", dijo.

El presidente agregó que en Rusia "se comprometieron a darnos una cantidad de vacunas importante para los argentinos", lo cual benefició al país porque "otras regiones periféricas todavía están buscando tener acceso". En ese sentido, aseguró haber conversado con el canciller uruguayo y con el presidente de Bolivia para ofrecer ayuda "y generar los contactos necesarios para ayudarlos a obtener la vacuna". "Ellos fueron quienes me lo plantearon. Estamos para ayudar a todos los que lo necesiten", afirmó.

El mandatario también se mostró crítico de la gestión de algunos países y laboratorios, que ante un tema tan complicado y prioritario para la salud pública "hay desarrollado un mercado de miles de millones de dólares".

En cuanto a las críticas de algunos sectores por acceder a la vacuna Sputnik V y la descalificación por su país de origen, Fernández aseguró: "Todos los laboratorios que están desarrollando vacunas son reconocidos mundialmente, no se los puede poner en tela de juicio. Guamaleya, el instituto que desarrolló la vacuna a la que accedimos, es reconocido internacionalmente y fue ganador de premios nobeles. Es una estigmatización, a la vacuna de Pfizer no le dicen vacuna estadounidense ni a la de AstraZeneca la vacuna inglesa".

Por otra parte, Fernández volvió a descartar conflictos con su vicepresidenta, Cristina Kirchner: "No hay tales problemas, hay más análisis periodísticos que conflictos reales. No podemos pensar lo mismo en absolutamente todo, es algo razonable, respetable y saludable".

Por último, el presidente brindó sus deseos para el desarrollo del país en 2021: "Necesitamos que crezca la inversión, la producción y, de esa manera, que haya más trabajo. Hay que reducir el déficit fiscal, evitar que suba la inflación y que crezca el poder adquisitivo del salario".