El presidente de la Nación Argentina, Alberto Fernández, encabezó el acto de lanzamiento del Plan Nacional de Conectividad "Conectar", en la planta de Arsat, en Benavídez y criticó duramente el gobierno de Mauricio Macri, al recordar que el país que imaginó con Néstor Kirchner en 2003 "todavía tiene deudas pendientes y no hemos logrado concluirlo porque en el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración."

Casa Rosada on Twitter

 

En linea con el discurso que dio ayer en San Juan, el mandatario volvió a hacer énfasis en que no cree en la meritocracia  y remarcó: "Ayer los diarios titulaban 'Alberto piensa que el mérito no sirve para progresar'. Yo no digo semejante imbecilidad. No creo en la meritocracia. Si algunos tenemos mejores condiciones, el mérito no alcanza y es allí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres y eso no lo podemos permitir".

Sobre la nueva medida cambiaria que implica el recargo del 35% al dólar, el jefe de Estado aseveró que "los dólares hacen falta para producir, no para guardar" e insistió en la necesidad de que la divisa "deje de ser un mecanismo de especulación y una variable para que algunos acumulen".

El discurso lo dio en el marco de la presentación del Plan Nacional de Conectividad "Conectar", en la planta de Arsat, ubicada en Benavídez, donde anunció que el programa contará con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023, tendrá como objetivo universalizar el acceso a conexiones de banda ancha de última generación y prevé la reactivación del Plan Satelital Argentino.