El presidente electo, Alberto Fernández, recibió ayer por la noche el llamado telefónico de la titular del FMI, Kristalina Georgieva, a quien le dijo que la Argentina presentará un plan económico que pueda cumplir y le aclaró que está "en condiciones de proponer" un acuerdo de pago (de deuda) pero "sin más ajustes".

"Me han conmovido sus prioridades: la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre en un entorno económico que permita crecer y generar empleo, para mejorar la vida del pueblo argentino", dijo Georgieva.

"Hemos elaborado un plan sustentable que nos va a permitir crecer y cumplir con las obligaciones que la Argentina tiene con ustedes y con el resto de los acreedores. Estamos asumiendo un compromiso que podamos cumplir", dijo Fernández.

"Entiendo la relevancia de la viabilidad fiscal, no me tiene que convencer de eso. Pero es mi deber anticiparle que en la situación en la que se encuentra la economía argentina es difícil propiciar un mayor ajuste. No podemos hacer más ajustes fiscales porque la situación es de una complejidad enorme, el nivel de ajustes en la era de Macri ha sido tremendo", aclaró.

Por su parte, la titular del FMI dijo a Fernández que tras haber leído declaraciones del presidente electo "me han conmovido sus prioridades: la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre. Veo que usted enfatiza el crecimiento, la generación de empleos y mejorar las vidas del pueblo argentino".

"Es una misión que compartimos, quisiéramos ver a la Argentina dejando atrás los ciclos de auge y recesión para lograr una trayectoria sostenible de crecimiento con desarrollo social", completó Georgieva

"También nos interesa la propuesta que usted ha hecho en torno a un Pacto Social para disminuir la inflación", agregó.

El presidente electo le reiteró que la Argentina está "en un momento particularmente difícil" e insistió en que "estamos en condiciones de proponer un plan para resolver el problema de la Argentina y poder pagar la deuda con el FMI y el resto de los acreedores".