Tras un caliente debate en los medios y en el recinto se aprobó en Diputados y Senadores de la provincia de Buenos Aires la nueva ley impositiva impulsada por el gobierno de Axel Kicillof. 

En el Senado, donde Juntos por el Cambio tiene mayoría, se introdujeron algunos cambios que benefician fundamentalmente a los sectores más privilegiados de la cadena económica. 

La cantidad de partidas a las que abarca la suba del 75% del impuesto inmobiliario urbano, se redujo de 2.600.000 a 600.000.  A esto se suma que el beneficio de un descuento por abonar el impuesto en un solo pago pasará del 20% a un 25%.

Las farmacéuticas también consiguieron mantener algún privilegio ya que el aumento de los ingresos brutos para la fabricación de medicamentos quedará en el 1,5%, mientras que el gobernador Axel Kicillof buscaba llevarlo al 3,5%.

Sobre esto, Axel Kicillof se expresó en las redes sociales y fue contundente: “Cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron”.

Con el proyecto impulsado por la gobernación, “La Provincia recaudaría lo mismo, pero con una contribución mayor de los que más tienen. Agregamos beneficios para jubilados, clubes de barrio, bomberos voluntarios”, indicó el mandatario y recordó que “en el Senado, con su mayoría, el bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificaciones, con las que NO estamos de acuerdo y no acompañamos”.

“No estamos de acuerdo porque todas estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados”, indicó. 

“Nos acusaron de querer hacer un ‘impuestazo’, nos acusaron de perjudicar a los sectores medios, nos acusaron de no buscar el consenso. Pero ahora vemos que la cuestión era otra: defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas”, expuso.

Axel Kicillof on Twitter