El gobernador de  la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, habló sobre temas candentes del escenario político sobre todo la reaparición del ex mandatario Mauricio Macri y la toma de tierras en la localidad de Guernica

Durante una entrevista para La Nación, el gobernador habló sobre las palabras de Macri en sus apariciones televisivas. Dijo que vio a una “persona muy resentida, con propios, ajenos y sus votantes, y muy deshonesta”. “Dijo que durante su gobierno bajó la pobreza, que el endeudamiento fue culpa del Congreso, hasta dijo que él echó a Maradona. No tengo enojo ni molestia. Fue una metralleta de mentiras”, aseguró.

Ya hablando sobre la toma de tierras en Guernica, explicó “ya son 601 de las 800 familias reales que hay en la toma las que aceptaron nuestra propuesta”.

“Buscamos desalentar las tomas, tomar la propiedad de otro no es la solución", agregó. "Sacando el Procrear no hubo programas para que la clase media y media baja accedan a la vivienda, pero eso no se resuelve con tomas”, sostuvo Kicillof.

“Desde que asumí y cuando era ministro de economía, pronosticaban una catástrofe cada tres días. No pasaba. Mi preocupación no es diciembre, mi preocupación es mañana. Estamos ante lo desconocido. Gobernar ante lo desconocido es una tarea de día a día”, manifestó Kicillof.

“Cuando empezó la pandemia todos decían que iba a estallar el conurbano, pero no pasó y no fue por obra del azar. Hubo una batería de medidas que no fueron de contención social, sino de comprensión sobre aquellos a los que les pedimos que se queden en sus casas", concluyó.