Familiares y amigos de las cinco personas fallecidas este viernes durante la brutal represión en Cochabamba, Bolivia, organizaron un velorio con los cuerpos de las víctimas en el sitio en donde murieron. 

 

Amanda on Twitter

 

Cientos de personas cargaron los ataúdes hasta el puente Huayllani, que une la ciudad de Sacabe con Cochabamba, para velar a los manifestantes muertos tras la violenta represión ejercida por las fuerzas de seguridad que responden al Gobierno de facto de la autoproclamada Jeanine Áñez.

"Áñez, asesina", gritaron las personas, mientras velaban los cuerpos en féretros que tenían la bandera wiphala, símbolo de los pueblos indígenas. 

Larissa Costas on Twitter