En diciembre del año 2017, las calles de la Ciudad de Buenos Aires, se llenaron de violencia y represión en el marco del tratamiento de la ley de reforma jubilatoria, que cambiaba la fórmula de cálculo de haberes para la clase pasiva. 

Trabajadores y militantes, se enfrentaron a las fuerzas de Seguridad, durante el debate en el Congreso nacional, y como resultado hubo decenas de heridos de todo tipo. En ese contexto, el policía Dante Barisone, pisó con su motocicleta a Alejandro Rosado, un trabajador cartonero, dejándole heridas graves en todo el cuerpo. 

El viernes, la Justicia avanzó en la causa y condenó al agente a tres años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos por seis años, por considerarlo autor penalmente responsable de las lesiones graves, agravadas por abuso de función como miembro de las fuerzas de seguridad. 

 A Rosado "Lo agredieron, lo amedrentaron, lo arrojaron al piso, le pasaron por encima con una moto, le quemaron la pierna con el caño de escape y le dieron un escopetazo de perdigones de goma a menos de un metro de distancia", según reza el comunicado del MTE. 

"Este fallo es una prueba más de que la verdad estaba y está de nuestro lado, y la doctrina chocobar de la mano dura y gatillo fácil que muchos sectores intentaron e intentan imponer se basa en estos manejos violentos de la fuerza contra los que menos tienen", cierra el comunicado.