La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, habló esta tarde en la Universidad Nacional del Chaco Austral en donde fue reconocida con un Doctorado Honoris Causa, y ofreció una ponencia sobre "Estado, poder y Sociedad". 

Allí se refirió a uno de los temas candentes de la actualidad nacional, la interna en el oficialismo del Frente de Todos, que la tiene a ella como protagonista de uno de los "bandos" y por el otro al presidente Alberto Fernández y el conjunto de funcionarios y dirigentes que expresan apoyo al mandatario. 

Durante su discurso, la funcionaria se refirió a las diferencias y le bajó los decibeles al enfrentamiento interno. En este sentido, apuntó contra los medios de comunicación, y analizó la etimología que utilizan para referirse al tema. "Es obvio que la Vice es parte del Ejecutivo. Frente a eso, los medios de comunicación lo presentan como una pelea". 

"Me gusta mucho la etimología de las palabras porque cada palabra tiene un simbolismo", prosiguió. Y acto seguido tomó su celular para ejemplificar cómo los medios trataron el tema. "Pelea: gente que se agrede físicamente o practica deporte bajo ese termino. ¿Qué es pelea? Se están pegando, golpeando o hay posibilidad de que haya algo bueno en una pelea. Yo no le pegue a nadie y nadie me pegó. Lo que está pasando en el Poder Ejecutivo pelea no es". 

"¿Qué otra cosa podemos estar haciendo? Vamos por debate: me faltan los anteojos y todo para un programa. Pelea es nombre femenino, debate es masculino. No creo en las casualidades y menos con cierta gente y cierta prensa. ¿Qué dice el debate? Discusión en el que dos o más personas opinan sobre uno y más temas donde cada uno expresa su idea y defiende sus intereses. Debate político. Bingo. Es esto”, sostuvo la titular del Senado

"En unos días más, el día del Censo se cumplen tres años de aquel video en el cual le comuniqué a todos la decisión que había adoptado. Si fuera una disputa de poder, no sé, hubiera elegido al presidente del Frente Renovador (por Sergio Massa), que venía de un partido político y de haber sido candidato a presidente, con legisladores, gobernadores", aseguró. 

"Elegí a una persona que hoy es Presidente que no representaba a ninguna fuerza política que conformaba el frente, pero que además me había criticado duramente desde el año 2008. ¿Alguien piensa que puedo decidir las cosas por enojo o poder?", agregó. 

"Además, esa decisión política, a la que no considero como dicen algunos compañeros erróneamente “generosa”, fue un acto inteligente", dijo bajando las rispideces con Alberto Fernández y sus funcionarios. 

Sin embargo lanzó una advertencia por la dura situación económica: "No le estamos haciendo honor a tanta confianza de la gente". Al tiempo que agregó "Tenemos la obligación de debatir y discutir"