El conocido empresario Francisco De Narváez habló luego de la reunión que mantuvo con el presidente, Alberto Fernández, en el salón Eva Perón de Casa de Gobierno, en donde analizaron la situación actual del país y estrategias a futuro.

La convocatoria surgió a raíz de una cena que mantuvieron la semana pasada el ministro del Interior, Wado de Pedro y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el jefe de Diputados de la bancada oficialista, Máximo Kirchner con los empresarios, en el que participaron los ocho empresarios más influyentes del país: Marcos Bulgheroni (Pan American Energía Group, Jorge Brito (H) (Banco Macro), Francisco De Narváez (Grupo De Narváez), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Javier Madanes Quintanilla (Aluar), Juan Martín de la Serna (Mercado Libre), Alejandro Simón (Grupo Sancor Seguros) y Hugo Eurnekian (Corporación América).

"El ambiente fue muy bueno porque la reunión fue excelente. No fue una reunión para una foto, el Presidente pidió sinceridad sin reparos y así fue. Se habló con total apertura de ambas partes. Creo que es muy rescatable, es bueno para los argentinos", aseguró el empresario realizando un balance sobre la convocatoria.

“No tengo ninguna aspiración de ejercer un cargo político, pero si influir en las políticas públicas como empresario. Salí muy entusiasmado de la reunión, le creí al presidente. Se habló de destrato con los empresarios, con esas letras, le dijimos que hay ciertas políticas que deben ser revisadas”, sostuvo.

De Narváez, tras la reunión con Alberto Fernández: "Fue excelente; yo salí muy entusiasmado"

En ese plano, marcó que en la mesa debería estar sentada la dirigencia sindical, porque se debe hacer “una construcción con toda la política nacional” para “resolver los problemas centrales de la Argentina” y enumeró la seguridad, educación y la presión impositiva.

De Narváez sostuvo que el presidente aseguró que “va a haber acuerdo con el Fondo y se habló sobre la generación de empleo genuino, porque tiene que haber oferta laboral”.

"Nos dijo que la Vicepresidenta está de acuerdo con un acuerdo con el Fondo y esto despeja el panorama de la desconfianza, esto es un paso fundamental para que la Argentina comience a hacer un plan de estabilización y desarrollo para todos los argentinos", agregó.

“No creo que haya una intensión electoral en esta reunión con empresarios, marcó y aseguró que no se dialogó sobre la coyuntura, sino que se enfocaron en el futuro.

En ese plano, marcó que “los precios máximos nunca funcionaron. Funcionan por un ratito y nada más. Ojalá no vaya por ese camino, veremos qué pasa”.

Por eso postuló que “se habló de la inflación” y que el Presidente dijo que era un problema de costo fiscal. “Tenemos que generar empleo para la gente. Ahora, el Estado va a seguir asistiendo a esas personas que no pueden trabajar. Yo estoy de acuerdo”, concluyó el empresario.