La concejala del Frente de Todos en Paso de los Libres, Celeste Ascua, denunció este miércoles que la policía de Corrientes presionó a uno de los testigos del atentado que sufrió el jueves pasado el diputado provincial Miguel Arias, que recibió un balazo en el estómago durante un acto partidario, y cuestionó el "blindaje mediático" en la investigación del hecho.

"Al día siguiente del atentado algunos de mis compañeros de la juventud peronista que estaban en el acto fueron llamados a declarar. Ellos me comentaron que la policía, a uno de ellos en particular, lo encerró en una pieza y le presionaba para que diga que el tiro había venido del acto", dijo la concejala en diálogo con Radio 10.

En ese marco, contó que sus compañeros están "muy asustados" y sostuvo que la preocupación "no es solo por la salud" de Miguel Arias sino por el "funcionamiento de las instituciones" en Corrientes y por "preservar la seguridad" de los compañeros.

"Es notable el blindaje mediático en Corrientes por parte de las instituciones que están gobernando actualmente. En menos de 48 horas aparecieron cuatro hipótesis bastante descabelladas que hablan de una interna peronista, de un ajuste de cuentas y de un tiro fortuito sin ningún tipo de pruebas o pericias", apuntó.

Denuncian presión policial sobre uno de los testigos del atentado a Miguel Arias

Sin pistas

En ese sentido, indicó que desde su agrupación no saben quién fue el responsable ni pueden asegurar si el tiro "vino de afuera o de adentro".

"Nosotros queremos saber la verdad de lo sucedido, queremos que se investigue con seriedad", subrayó.

Por otra parte, destacó que conocía a todos los presentes que habían asistido desde Paso de los Libres, pero no puede asegurar "si había alguna persona extra" de otro lado.

"Era un acto de compañeros y familia que conocíamos", completó.

El estado de Arias

En referencia al estado de salud del diputado, Ascua manifestó que "sigue en estado grave" y en terapia intensiva.

"Nosotros estamos en constante comunicación con toda la familia. Esta lucido, habla, pero no deja de ser grave su estado porque tuvieron que suturar varios órganos y la bala sigue alojada en su organismo. Todavía estamos muy atentos y rezando para que salga de esta situación y se pueda mejorar pronto", concluyó.