Tras un maratónico debate de casi 18 horas y con la exposición de 130 diputados, la Cámara aprobó esta mañana por amplia mayoría el proyecto de Presupuesto 2021, el cual tiene como uno de los ejes centrales el aumento de gastos de capital para realizar un plan de obras públicas y una importante reducción del pago de los intereses de la deuda, luego del exitoso proceso de reestructuración anunciado meses atrás.

El presupuesto obtuvo media sanción luego de los 139 votos que fueron aportados por el Frente de Todos, el Interbloque Federal, la mayoría del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo y cinco legisladores de Juntos por el Cambio que responden a los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; y de Corrientes, Gustavo Valdés.

Desde Juntos por el Cambio, fueron 90 los diputados que decidieron abstenerse mientras que otros 15 votaron en contra.

La iniciativa aprobada respalda los pilares macroeconómicos proyectados por el Gobierno de un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 5% para el año entrante, una inflación del 29%, un dólar que promedie los $102.4 y un déficit fiscal primario equivalente al 4,5% del PBI.

Según informaron, otro aspecto clave será  la duplicación de gastos de capital que alcanzará el 2,2% del PBI, con el objetivo de aplicar un importante plan de obras públicas.

A diferencia del presupuesto 2019, en el cual los intereses de la deuda representaron el 3,5% del PBI, en el proyecto para 2021 llegan al 1,5% del PBI tras el acuerdo logrado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los acreedores.

Guzmán publicó un mensaje en agradecimiento a los diputados luego de la media sanción obtenida: "Agradezco a @DiputadosAR por la media sanción de la Ley de Presupuesto 2021, un pilar del programa económico para avanzar en el camino de la recuperación y estabilización.", escribió.

Martín Guzmán on Twitter