El Fondo Monetario Internacional, publicó hoy un informe con tono de seria autocrítica por lo sucedido con el millonario préstamo que le otorgó a nuestro país durante la gestión de Mauricio Macri

El Directorio Ejecutivo del organismo internacional de crédito se reunió para discutir la Evaluación Ex-Post (EPE) del Acuerdo Stand-By firmado con Argentina en 2018 y concluyó que el programa fracasó en sus objetivos. 

Según el documento dichos objetivos eran restablecer la confianza, reducir la balanza de pagos y los desequilibrios fiscales y reducir la inflación. 

De acuerdo a lo expresado en el documento "A principios de 2018, Argentina, al igual que otras economías de mercados emergentes, atravesaba por difíciles condiciones de financiación externa" 

"En última instancia, la estrategia del programa resultó demasiado frágil para los desafíos estructurales profundamente arraigados y las realidades políticas de Argentina. El problema fundamental fue la falta de confianza en la sostenibilidad fiscal y externa”, agrega el documento. 

Y agrega que a pesar de las intervenciones cambiarias más allá de las disposiciones del programa, el tipo de cambio "siguió depreciándose, aumentando la inflación y el valor en pesos de la deuda pública, y debilitando los ingresos reales, especialmente de los pobres".

Luego apunta directamente a las falencias del programa de Macri, debido a que "abrió rápidamente la cuenta capital y los préstamos en el extranjero, al tiempo que adoptó un enfoque gradual para enfrentar los desequilibrios, en particular el déficit fiscal, preparando el escenario para un ‘sudden stop’ y un pedido de Stand By”

En otro fragmento del informe el Fondo se pregunta si siguieron correctamente sus propios los procedimientos. “Se siguió el marco de acceso excepcional, pero su aplicación no fue sencilla”, reconocieron. “Se siguieron los procedimientos estándar para evaluar los riesgos para el FMI, pero los riesgos más amplios podrían haber aparecido de manera más prominente en las deliberaciones”