Las reuniones sociales quedarán prohibidas durante los próximos 15 días en todo el país, de acuerdo con un decreto de necesidad y urgencia (DNU) que firmará mañana el presidente Alberto Fernández, en el marco del inicio de una nueva etapa de aislamiento.

Así fue confirmado hoy por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, durante el reporte matutino de casos de coronavirus en el país.

La decisión se encuadra en la etapa de aislamiento social, preventivo y obligatorio (Aspo) que, desde mañana y hasta el 16 de este mes, continuará sin cambios en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en la fase 3, iniciada el 18 de julio pasado, debido al aumento de contagios y de muertes por coronavirus en los últimos 15 días.

Vizzotti apoyó la decisión del gobierno en el hecho de que se observó un aumento "importante" de casos de Covid-19 en las provincias que pasaron del Aspo al Dispo (distanciamiento social preventivo y obligatorio).

"Es por eso que en el DNU de mañana, en esta nueva normativa y por estos 15 días, hasta el 16 de agosto, se van a suspender las reuniones sociales en todo el territorio nacional", remarcó, y explicó que la medida apunta a que "se puedan controlar" los lugares donde se producen los "brotes" y para que no se "minimice la posibilidad" de que eso también ocurra en los lugares sin contagios.

"El riesgo aumenta en las reuniones sociales, tanto en los lugares donde está autorizado hacerlas, como donde no está autorizado y se realizan igual", apuntó Vizzotti y explicó que en esas circunstancias suelen distenderse los cuidados, como el uso de tapabocas, el lavado de manos, mantener los ambientes ventilados o los 2 metros de distancia." 

Fuente: Télam