Durante el acto de la reunión del Consejo Federal Argentina contra el Hambre, encabezada por el presidente Alberto Fernández, donde se anunciaron medidas para paliar los efectos económicos de la pandemia, el ministro de Economía, Martín Guzmán realizó una intervención, luego de la polémica alrededor de los cambios alrededor del esquema de subsidios. 

Allí aseguró que el país tiene "un sistema de subsidios energéticos que es pro-ricos", y planteó la necesidad de "focalizar los recursos donde más hacen falta."

Según el ministro "Hoy tenemos un sistema de subsidios energéticos que es pro-rico. En un país con 57% de pobreza infantil, estamos gastando en subsidiar el consumo de luz y de gas en una parte de nuestra población que hoy no es prioritario que reciba esos subsidios, barrios en donde vive gente de altos ingresos, cuando esos recursos tienen que ser utilizados para aquellos que más necesitan"

En este sentido afirmó que es fundamental "agilizar la gestión y poder también, desde el punto de vista de las inversiones del Estado, dedicar los recursos a aquello que más vale"

Sobre esto Guzmán dijo que hay que "ser autocríticos" respecto en el tema de los subsidios energéticos "en los cuales se gasta una parte importante del presupuesto" y reconoció, que  se presenta en estos días como "un debate público importante" .

Guzmán afirmó que "la política es el instrumento para la transformación de realidades, y seguimos el liderazgo del Presidente que marca una línea, sana para la Argentina, para tranquilizar a nuestra sociedad y a la economía argentina"

Además señaló que "parte de los consensos y los acuerdos como el lugar sobre el cual construir de forma colectiva, entendiendo que hay veces que el conflicto es inevitable y que lo que importa es cómo se administra, se maneja ese conflicto, manejándolo con respecto, responsabilidad".