La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, aprobó el dictamen del Aporte Solidario y Extraordinario con los 27 votos del oficialismo y aliados, y el rechazo y las ausencias de Juntos por el Cambio

De esta manera, el proyecto pasa al recinto para ser tratado por ambas Cámaras. Durante el debate, el proyecto original tuvo algunos cambios en la comisión. Su aplicación será a partir de la promulgación de la ley, y no a partir del 31 de diciembre de 2019 como se planteó originalmente. 

El presidente de la comisión, Carlos Heller, confirmó que, para alejar dudas acerca de la voluntariedad del aporte, se incluyó en el artículo primero del proyecto la palabra "obligatorio". Pero además, se establecerá que el aporte regirá desde la sanción de la ley, es decir, no será retroactivo al 31 de diciembre de 2019. 

Una de las modificaciones desató polémica es la posibilidad de que el aporte rija también para las personas no residentes que posean bienes en el país y que ejerzan su propiedad a partir de una persona jurídica. "Se presume, sin admitir prueba en contrario, que las acciones o participaciones en el capital de sociedades (…) pertenecen de manera indirecta a personas humanas residentes en el exterior", dice la propuesta de redacción.

El bloque de Juntos por el Cambio rechazó esta propuesta. El diputado Luciano Laspina (Pro) reprobó la propuesta. "En el mundo globalizado, donde los países se pelean por atraer inversiones, vamos a ser el primer país de la Tierra en poner impuestos al que viene a invertir a un país", se quejó.