Otro escándalo del verano protagonizado por una figura referenciada con el macrismo. Tras las polémicas declaraciones de la conductora Susana Giménez sobre la pobreza, ahora el empresario Federico Álvarez Castillo, lanzó desde una aeronave, un cerdo muerto hacia una pileta de su propiedad. 

Álvarez Castillo es dueño de la conocida marca de ropa Etiqueta Negra. El momento sucedido en su residencia en José Ignacio, quedó grabado por una cámara, alguien publicó el video y rápidamente se viralizó. Obviamente, el rechazo fue masivo. 

El empresario textil fue uno de los más fervorosos defensores del gobierno de Mauricio Macri. “A la Argentina la manejaban los peores del grado. Quienes han sido presidentes de la Nación han mentido”, declaró al diario La Nación en octubre de 2017. 

En esa entrevista consideró que Macri estaba manejando la Argentina "con capacidad y convocando a un grupo de líderes que lo siguen con pasión, como Larreta, Freire, Peña, Vidal, Sturzenegger”. Definió al elenco gubernamental de entonces como “un equipo de cracks”.