A pocos días de las elecciones del 14 de noviembre, la interna de Juntos por el Cambio en Junín derivó en una brusca ruptura del radicalismo que encabeza en el municipio bonaerense el dirigente Martín Agosti, quien llamó a votar al Frente de Todos.

En las últimas horas, el secretario general de la mesa local de la UCR, Agosti, denunció ante el fuero federal al intendente Pablo Petrecca por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, corrupción y defraudación en perjuicio de la Administración Pública.

En su acusación, Martín Agosti asegura que Petrecca “cuenta con bienes escondidos a través de sociedades integradas por dos funcionarios del municipio, lo que representa un límite moral insoslayable para el radicalismo”.

Por esa razón, desde la militancia radical de la localidad expresaron su disconformidad con la decisión de la UCR de hacer caso omiso a las denuncias “y respaldar de forma total a Petrecca sin cuestionar absolutamente nada”.

“La denuncia de estos hechos profundizaron las diferencias en el partido. No tenemos nada más que hacer en Juntos y decidimos apoyar la lista del Frente de Todos, dado que quien la encabeza, Pablo Petraglia, viene del radicalismo, tiene experiencia en el Concejo Deliberante y buena imagen”, explicó Martín Agosti.

La revuelta, se gestó a principios de la semana con la inauguración de un local en apoyo a Petraglia y a la candidata a senadora provincial Laura Oliva, viuda del fallecido ministro de Transporte, Mario Meoni.

En Junín, la presidencia de la UCR está en manos de Juan Pablo Itoiz, candidato a concejal de la lista oficialista, quien hasta el momento contaba con el apoyo de otros sectores internos.

El triunfo en la PASO en el distrito se lo quedó la lista patrocinada por el intendente y encabezada por el senador del PRO Juan Fiorini. La propuesta del Frente de Todos quedó a 23 puntos de la coalición ganadora.